Estas aquí
Inicio > FAQ

Las siguientes 10 preguntas son las mas frecuentes que familiares, amigos e incluso personas LGBTI se han hecho alguna vez. Son un compendio de paginas afines como la pagina de la PFLAG. Son herramientas para reflexionar y mejorar las relaciones en familia.
Contáctanos para conocer mas.

No Me Causa Ningún Problema Que Mi Hijo Sea Gay. ¡No Me Importa!

¿Estás seguro? Aquí hay algunas preguntas para hacerte a tí mismo. Si las contestas honestamente, te darás cuenta de cómo de aceptador eres realmente. ¿Te sientes mal en compañía de la pareja de tu hijo/a? Esto dice un montón sobre tu aceptación de la homosexualidad de tu hijo. Si no estás agusto con el compañero de tu hijo o la compañera de tu hija, para y pregúntate por qué no lo estás. Si en compañero fuera del sexo opuesto, ¿estarías agusto con él o ella? Ahora, sé honesto — si estuvieras agusto con la misma persona si fuera del sexo opuesto, no lo has aceptado tan bien, ¿verdad? ¿Te importa el que tu hijo/a sea abierto? ¿Porque tu hijo/a lleva pines de arcoiris o pegatinas en su coche? ¿Te avergüenza esa clase de demostración? ¿Te da la impresión de que lo está luciendo? Piensa en el constante lucimiento que hacen de ellos, los heterosexuales — juntando las manos e incluso besándose en público, los anuncios de vaqueros, perfume, regalos y miles de otras cosas. A ojos de tu hijo/a, eso es lucirlo, pero a tí no te parece así.

Así que intenta verlo a través de la perspectiva de tu hijo/a – y date cuenta de que "lucírtelo" es simplemente ser abierto contigo. ¿Intentas tú mantener tu heterosexualidad como un secreto? Por supuesto que no. ¿Así que porqué piensas debes de pedir a tu hijo que mantenga su homosexualidad como un secreto? Si todavía te importa, puede ser que realmente tengas un problema con respecto a la homosexualidad de tu hijo. ¿Crees que el deseo de tu hijo de casarse con su pareja es aborrecedor? Más del 70 por ciento de la población de los Estados Unidos se opone al matrimonio gay. Y eso mayoritariamente es por las ideas sin sentido que tienen sobre el matrimonio — que casarse es para educar a los hijos etc…

La realidad es que nos casamos porque estamos enamorados o creemos que lo estamos. ¿Se le debe negar a tu hijo/a la posibilidad de casarse con el adulto que elija? Cuando Dinamarca aceptó una forma de matrimonio gay en 1989, la mayoría de la población se opuso. Ahora la mayoría está a su favor. De manera impresionante, puesto que el 89% de los clérigos originalmente se oponían a ello. ¿Porqué este drástico cambio de actitud? Porque se ha demostrado que es algo bueno, como el matrimonio heterosexual ¿Te da problemas la idea del sexo entre gays? Piensa que la mayoría de las prácticas sexuales que llevan a cabo las parejas gays son también las mismas que las de muchas heterosexuales. Si eso no te importa mucho, puede que tengas que pensar en la diferencia por un momento. ¿Hay alguna? Si crees que hay alguna, entonces indica que tienes un problema con la homosexualidad en sí. ¿Te molestan las palabras homosexual, gay o lesbiana? Si sí, párate a pensar porqué. Probablemente sea porque tienen malas connotaciones en tu mente. ¿De donde vienen esas connotaciones? ¿Son aplicables a tu hijo?

Tu hijo es muy parecido a las otras personas gays — ¿así que cuál es el porqué esas connotaciones malignas? Apoyar a tu hijo implica aceptarlo completamente. Si contestaste Sí a cualquiera de las preguntas de arriba, entonces has suspendido el test de aceptación y tienes que hacer deberes. Tu tarea es buscar las páginas de PFLAG o FAUDS, organizaciones puestas en marcha con la idea de que padres que han estado donde tú estás ahora. Ellos son ahora las personas que pueden ayudarte a comprender de qué se trata la homosexualidad de tu hijo realmente.

¿Es La Homosexualidad Una Perversión Antinatural?

La homosexualidad es una parte normal del comportamiento humano, aparentemente biológica en su origen y no puede ser cambiada. Aparece con la misma frecuencia aproximadamente en todas las culturas. La homosexualidad va más de amor que de sexo. A los fanáticos les encantaría que creyéramos que los homosexuales son todos adictos pervertidos y adictos del sexo, que vienen para destruir todo vestigio de vida familiar e inocencia infantil.

La realidad es bastante diferente. Ser gay no va tanto de sexo como de amor. Ser gay significa querer a personas del mismo sexo. Para la mayoría de gays y lesbianas, el sexo es un adjunto del amor, como lo es para la mayoría de los heterosexuales. Ser gay no significa que se tenga una necesidad inmensa de tener relaciones sexuales tan a menudo como sea posible, ni tampoco hay ninguna necesidad de hacerlo con niños o con los que no quieran. Estas nociones vienen de otra época, cuando no se sabía nada sobre la homosexualidad aparte de rumores y estereotipos. Ahora sigue siendo sorprendente como estas nociones se siguen presentando como un hecho.

Hace unos cuantos años, la Asociación Psicológica Americana llevó a cabo un estudio para descubrir cómo de frecuente es la pedofilia en los hombres gays. Los resultados del estudio indicaron que era menos común entre hombres gays que entre heterosexuales si se comparaban edades y situación personal. El resultado fue tan alarmante que rediseñaron el estudio y lo hicieron el nuevo — con el mismo resultado — ¡Así que es verdad! Los hombres gays no tienen tanta posibilidad de ser pedofílicos como los heterosexuales. La homosexualidad es también bastante natural. Es una interculturalidad, lo cual quiere decir que aparece con la misma frecuencia en todas las culturas.

El cómo estas culturas la tratan varía sustancialmente de unas a otras. Muchas culturas nativas americanas lo celebraban y lo consideraban un regalo espiritual, incluso haciendo líderes espirituales a sus hombres gays. Incluso hoy hay muchas culturas en el mundo donde se considera bastante normal y natural. Nuestra respuesta a la homosexualidad y el transexualidad es el resultado de simples influencias culturales. Muchas otras culturas, muy admiradas por nosotros (como los antiguos griegos, por ejemplo) apoyaban extremadamente a sus miembros gays, lesbianas y transexuales. Nuestra propia discriminación en contra de los homosexuales en nuestro medio, ¡dice mucho más sobre nosotros que sobre otros!

¿Quien Ha Reclutado A Mi Hijo?

Nadie. Tu hijo es gay desde una edad increíblemente pequeña y nunca hizo una elección consciente para ser gay, así que nadie pudo haberle reclutado. No es posible que nadie reclute a nadie para hacerle gay. La razón de esto es simple: ser gay no es una elección que alguien pueda hacer conscientemente.

El doctor Jack Weinberg, presidente de la American Psychiatric Association dijo en un comunicado público el 6 de Octubre de 1977 de que los miedos de coger; la homosexualidad o de ser reclutado en la escuela o en cualquier otro sitio, no tienen ningún fundamento científico. Párate y piensa: ¿cuándo tomaste una decisión consciente para ser heterosexual, para ser atraído solo por personas del sexo opuesto? Por supuesto que nunca lo hiciste. ¿Puedes elegir quién te excita físicamente? Por supuesto que no puedes. Y tampoco lo puede hacer tu hijo. Puesto que no puede decidir por quien ser atraído, el decirle que las atracciones por el mismo sexo son erroneas o pecaminosas puede ser realmente dolorosa puesto que él no puede prevenir estos sentimientos. Simplemente sucenden. Con el tiempo, esta culpabilidad, miedo y rabia pueden crearle una depresión que le lleve al suicidio.

Como padre, debes de ser sensible a los sentimientos de culpabilidad y miedo. Tu hijo no es gay por algo que tú o cualquier otra persona hizo. Mientras que la ciencia no puede dar una explicación precisa sobre qué es lo que causa la homosexualidad, los expertos en la materia nos muestran que tanto las influencias ambientales como genéticas toman partido (mira la bibliografía para más información).

¿Es Culpa Mía?

¿Te preguntas si hiciste algo malo? ¿Te preguntas si hay algo que no hiciste bien? ¿Porqué te ha pasado esto a tí? No te sientas culpable. No hiciste nada mal. Eres un padre maravilloso y tu hijo va a ser un maravilloso adulto como tú mismo. Tu hijo gay o transexual no es así por algo que tu hiciste ni por algo que alguien hizo. A medida que la ciencia descubre más cosas sobre los orígenes de la homosexualidad y el transexualidad, se va aclarando que estás orientaciones tienen sus orígenes muy pronto en la vida.

La mayoría de gays y lesbianas te dicen que lo sabían desde muy pronto — en ambos casos, sospechas de ser “diferente” se encuentran en sus memorias más tempranas. Hay incluso indicios que incluso indican influencias prenatales, incluso hay patrones genéticos en todo ello. El viejo mito psicológico de que la homosexualidad indica un padre débil y una madre dominante hace mucho que ya fueron desbancados por varios estudios. Los únicos psicólogos que mantienen esas posiciones son aquellos que tienen una agenda oculta — normalmente una agenda religiosa, o una actitud profundamente homofóbica.

La ciencia objetiva hace mucho que abandonó la idea de que los estilos de padres tienen alguna influencia significante sobre las orientaciones homosexuales o transexuales. La contribución emocional más importante por cualquier padre puede hacer a las vidas de sus hijos es quererlos. Como la mayoría de los padres, eso lo has hecho y lo vas a continuar haciendo, o no estarías leyendo esto. Y ahora que sabes la orientación de tu hijo, necesita más amor y apoyo que nunca. De esto va toda esta página web — de ayudar a tu hijo y darle el apoyo que necesita.

¿Porqué Mi Hijo Me Lo Tuvo Que Decir?

Tu hijo quiere ser honesto contigo. Has intentado enseñar a tu hijo honestamente y ahora tu hijo te ha mostrado que te quiere lo suficiente como para ser honesto contigo sobre quién es realmente, incluso arriesgándose al rechazo personal. Haciendo esta revelación, tu hijo se ha quitado de encima una gran dosis de culpabilidad y vergüenza de encima y tienes que comprender el gran alivio que supone el no tenerte que mentir sobre lo que es en realidad. Como padre, sin duda valoras sobremanera la honestidad en tu hijo. Es una marca de su carácter. Y el hecho de que tu hijo te haya confiado esta información indica que tus esfuerzos en educarle honestamente e íntegramente han dado resultado.

Mientras que esto es innegablemante un gran peso para tí, también es una oportunidad. ésta reside en el hecho de que ahora conoces a tu hijo mejor que nunca así que esta situación te permite tener la oportunidad de acercarte más de lo que nunca estuviste. Si puedes ser honesto con tu hijo sobre tus propios sentimientos y como le quieres sin importar su revelación, puedes usar esta situación para acercarte a tu hijo y convertirte en algo más importante para él o ella de lo que nunca fuiste. ¿No es esto lo que quieres como padre?

¿Qué Me Está Pasando? ¿Y A Mi Hijo?

Lo que está pasando es que estás descubriendo algo muy importante sobre quién es tu hijo y tu hijo te ha revelado algo muy importante sobre quién es realmente. Esto puede ser una experiencia constructiva o destructiva para un padre. Depende de ti. Hay determinados estados en el proceso en el que estás embarcado, involuntariamente o no. Implican aprender y crecer. A veces será doloroso, a veces agradable. Lo que obtengas de todo dependerá en lo que te esfuerces y hasta qué punto puedas abrir tu mente y tu corazón.

Algunos padres mantienen sus prejuicios con más cariño que a su hijo y rechazan sus derechos. Simplemente los desheredan y los tiran a la calle. Probablemente tú no lo hayas hecho, o no estarías leyendo esto. De este modo, esto te pone estadísticamente por delante de un cuarto de los padres de chicos gays.

¿Cómo Puedo Ayudar A Una Persona “LGBTI”?

Respetando: es lo principal para relacionarse, socializar y establecer lazos de amistad. Escuchando: sin juzgar ni burlarte de sus sentimientos. Usa un lenguaje respetuoso e inclusivo: las palabras producen daño, el lenguaje destruye o construye. Valorando: apreciar las individualidades y diferencias de cada persona. Enseñando: educar en todo espacio posible con una base de respeto, no discriminación e inclusión acerca de la diversidad sexual; en el colegio o escuela, grupo de amigos, familia, barrio, vecindario, etc.

¿Qué Significa LGBTI?

LGBTI es una sigla para abreviar algunas categorías de la Diversidad Sexual por las diferentes orientaciones sexuales e identidades de género: L de Lesbiana, G de Gay, B de Bisexual y T de Trans. Algunas veces en esta sigla se incluye la I de Intersexual y la Q de Questioning o de Queer.

Las personas intersexuales son aquellas que por razones biológicas presentan características de hombres y mujeres en su físico, genética, hormonas u otros (anteriormente se les mal llamaba Hermafroditas). Questioning refiere a personas que están cuestionando su sexualidad. Por último, el concepto Queer designa a personas que no se etiquetan en una categoría en particular, viviendo su sexualidad sin los límites que puedan generar las etiquetas.

¿Ser Homosexual O Lesbiana Es Una Enfermedad?

Ser gay o lesbiana NO ES UNA ENFERMEDAD, como tampoco lo es ser heterosexual. Es sólo la manifestación de la orientación sexual de un ser humano, es decir el gusto, atracción, deseo o sensualidad que sentimos y/o desarrollamos por otra persona. Organismos internacionales de psiquiatría, psicología y la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) hace décadas que retiraron la homosexualidad de sus manuales de trastornos mentales. Por lo tanto, como no es una enfermedad no tiene cura. Lamentablemente en la actualidad algunas personas aún piensan que es una enfermedad o algo malo, por lo cual podríamos confundirnos, pero es deber de todos educarnos y mostrar que esta diversidad nos enriquece como seres humanos y sociedad.

¿Existe Realmente La Bisexualidad?

Sí, la bisexualidad se da cuando a una persona le atraen tanto hombres como mujeres en la parte física, pero también en el tener fantasías eróticas con hombres o mujeres y además en el futuro de su vida ve la posibilidad de estar en pareja bien sea con un hombre o con una mujer. La bisexualidad no es una etapa de confusión, es una orientación sexual y forma parte de la identidad de algunas personas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen personas que tienen comportamientos bisexuales y que esto no define su identidad. Los comportamientos sexuales no definen nuestra orientación sexual.

Top